Tomé la primera dosis de Misoprostol y comencé a sangrar. Debo tomar la segunda o tercera dosis?

 

Sí, debes tomar la segunda y tercera dosis a pesar del sangrado. Estudios científicos han demostrado que la segunda y tercera dosis incrementa la efectividad del tratamiento y reduce el número de abortos incompletos (por ejemplo, restos de tejido en el útero), lo que significa que no es necesario un tratamiento de seguimiento. Si el aborto fue exitoso sentirás menos dolor y cólicos que la primera vez que usaste el Misoprostol.

También puedes ir a un hospital para hacerte un ultrasonido y así revisar si el aborto fue exitoso o no.
En los países donde las mujeres pueden ser procesadas por haberse realizado un aborto no es necesario que le informes al personal médico que trataste de inducirte uno, puedes decir que tuviste un aborto espontáneo. El doctor NO puede ver la diferencia entre uno y otro caso. De la misma forma el tratamiento es igual para ambos casos y éste consiste en curetaje (el cual es también conocido como aspirado al vacío) durante el cual el doctor removerá los restos de tejido del vientre. En todos los casos, los doctores tienen la obligación de proporcionar ayuda.