Barco de Aborto en Guatemala

 

En colaboración con organizaciones de derechos de las mujeres en Guatemala, el barco del aborto está visitando el país para llamar la atención sobre la violación de los derechos humanos de las mujeres a causa de las restrictivas leyes de aborto.
Aquí puedes leer sobre los eventos que han sucedido desde que el barco de Women on Waves ha llegado a Guatemala el 22 de Febrero de 2017.

ship with navy

Miércoles 22 de Febrero, 2017

El miércoles por la mañana, el barco de Mujeres sobre las Olas (Women on Waves) llegó a Guatemala al puerto de Marina Pez Vela, se detuvo en el muelle y consiguió todas las licencias y permisos necesarios para que el barco y la tripulación,  Daniel Evans, Merilee Nyland, Alicia Ott y Seth Bearden, se quedaran y navegaran con el barco cuando quisieran.


Jueves 23 de Febrero, 2017

10 - 12h 

La rueda de prensa para lanzar la campaña del bote fue programada a las 11h en el restaurante Marina Pez Vela (Guatemala). Alrededor de esta hora, el acceso al muelle había sido bloqueado y cerrado con candados para que nadie pudiera acceder al barco y la tripulación no pudiera salir. Ellos permanecen allí.

La línea telefónica para las mujeres que necesitan un aborto seguro comenzó a recibir llamadas.

 

12 - 14h

La prensa comenzó a publicar artículos y la noticia se difundió. El Congreso votó una moción para incluir la campaña en la agenda diaria, que fue rechazada. Mientras tanto, el Ejército publicó un comunicado de prensa indicando que monitorearía toda la acción y evitaría que el barco se desplazara dentro y fuera de las aguas de Guatemala. No se ha emitido una notificación formal.

Rebecca Gomperts, propietaria de la nave, intentó acceder a la nave con nuestra abogada para asegurarse de que no se cometan violaciones por parte de las autoridades. No dejaron entrar a la abogada y tuvimos que abrirnos paso con mucha dificultad.

Mientras tanto, el Defensor de los Derechos Humanos en Guatemala recibió una denuncia anónima de que podían estar ocurriendo crímenes dentro del barco y llegó al puerto para investigarlo. En este momento, Rebecca Gomperts, Directora de Mujeres sobre las Olas (Women on Waves), y Quetzali Cerezo, Directora de la Asociación Movimiento por la Equidad en Guatemala (AME Guatemala), entraron en el muelle para vigilar la inspección y permanecer allí. El barco fue investigado a fondo.

El ejército publicó un comunicado informando sobre una conferencia de prensa para tratar el tema y que tendría lugar a las 16hs.

 

17h

El ejército declaró que vigilaría el barco y no lo dejaría ir a aguas internacionales. Se propagan rumores y desinformación sobre reacciones, acciones legales y denuncias.

Un inspector de los puertos locales investigó el barco y se aseguró de que todo el equipo necesario estuviera a bordo.

Rebeca Gomperts Cerezo se quedó en el barco y el puerto Quetzal abogado mientras que el capitán de la nave trajo una carta para revocar las licencias de las aguas nacionales y una orden de abandonar el puerto y dentro de 2 horas antes del 6 de la mañana.

Rebecca Gomperts y la abogada Quetzali Cerezo, permanecieron en el buque mientras que el Capitán en Jefe del puerto trajo una carta para revocar las licencias del barco y una orden para abandonar el puerto y las aguas nacionales en un lapso de 2 horas antes de las 6 am. Esta carta era ilegal ya que no mencionaba las posibilidades de apelar y no era una orden judicial oficial. Cuando mencionamos esto y nos negamos a firmar para el recibo, retiraron la carta. Así que todas las licencias permanecen válidas. Nada más ha sido confirmado hasta ahora.

Frente a las denuncias de las participantes de violaciones contra la libertada de expresión, el Ejército empezó a llevar periodistas para que visitaran el barco. Un grupo local de defensores de los derechos humanos nos contactó con la intención de iniciar un recurso judicial.

Grupos de mujeres de ciudad de Guatemala han estado protestando frente al Ministerio de la Defensa pidiendo que la campaña continúe, que el barco permanezca en Guatemala y su derecho al aborto seguro.

Noche

A la una de la madrugada, un Juez local visitó el barco en una pequeña embarcación para investigar si estábamos seguros y cuáles eran los derechos humanos violados por las autoridades. Resultó que un abogado de derechos homanos rellenó una solicitud de provisión temporal de protección legal (Habeas Corpus) y para establecer si había alguna violación de derehcos humanos. Esta solicitud debe ser respondida en 24 horas. 

 

Viernes 24 de Febrero, 2017

5 - 10 hs

Rebecca, Quetzali y la tripulación tuvieron que permanecer en el barco durante la noche. La prensa nos informó que El Ejército estaba diciendo que el barco ya se había ido. El barco sigue allí.

El barco se quedó y todavía está en el puerto, pero a la tripulación no se le permite salir del muelle ni siquiera para obtener comida y agua extra.

El caso judicial para establecer las violaciones a los Derechos Humanos tendrá lugar hoy y Mujeres sobre las Olas (Women on Waves) está investigando cómo puede presentar cargos contra las autoridades guatemaltecas. También supimos que el 23 de Febrero se presentó una denuncia por incitación al delito o apología del delito  (MP001- 2017-19427) pero no hemos recibido ninguna notificación de la denuncia.

Muchas mujeres guatemaltecas han llamado -y siguen llamando- a la línea telefónica para obtener información y tratar de programar una visita al barco.

 

10 - 11 h -

La Diputada Eva Montez ha visitado el barco esta mañana

Los grupos de Derechos Humanos llegaron y la tripulación no podía acceder a los baños bajo escolta de 10 guardias. Debido a la presión de organizaciones de Derechos Humanos, la tripulación ha sido autorizada para usar el baño.

13-15 h

La tripulación ha sido notificada que el departamento de inmigración ha decidido expulsar del país a el barco y a la tripulación por vioular la ley de Guatemala. Estamos apelando esta decisión en la corte y el barco y la tripulación no pueden ser expulsados antes de que la corte haya tomado la decisión sobre la legalidad de esta notificación. La tripulación no hay cometido ningún acto ilegal.

Estamos esperando la decisión en el caso de  Habeas Corpus. 

Por ahora más de 40 mujeres han llamado a la Línea de Aborto Seguro de Guatemala para pedir ayuda y muchas otras solicitando información en métodos de aborto seguro.

 

Sabado 25 de Febrero de 2107

En la mañana de 25 de febrero pudimos finalmente hablar directamente con la tripulación ya que, gracias a la presión que se hizo, permitieron a la tripulación poder abandonar el muelle para poder ir al baño (esto fue una victoria que nos costó mucho tiempo y trabajo!)  Nos dijeron que estaban bien, pero algo angustiados por no saber si esa pequeña libertad podía desaparecer en cualquier momento. Cada vez que hacen uso de los servicios, son monitoreados por el Ejército, que está en el puerto en todo momento.

Durante la mañana, fuimos al Tribunal de Esquintla para pedir la resolución de la solicitud protección legal bajo la institución jurídica de Habeas Corpus (figura jurídica que tiene como objetivo evitar arrestos y detenciones arbitrarias), que fue presentada el 23 de febrero. Esta solicitud debiera haberse resuelto en un lapso de 24 horas. Sin embargo, nos informaron de que nunca llegaron a recibir dicha solicitud de parte del Juzgado de Primera Instancia. Parece ser que la solicitud “desapareció”.

 

Por la tarde, a las 14h, nuestras abogadas de Mujeres en las Olas, presentaron la apelación en contra de la orden de expulsión emitida por la Dirección General de Migración, y solicitaron la provisión de protección legal temporal hasta que un tribunal emitiera una resolución.

 

En el Tribunal también oímos que el capitán del puerto había presentado cargos penales a petición del Ejército, argumentando intrusión ilegal en propiedad privada y militar, cargos que son penados con cárcel. Cuando solicitamos ver la denuncia, argumentaron no poder dar esa información y que la única forma de tener acceso a esos documentos era solicitarlos en la oficina de San José de lunes a miércoles.

 

La combinación de estos dos incidentes  -la “desaparición” de la primera solicitud de provisión de protección legal temporal y, la amenaza de una nueva denuncia por parte del Ejército- confirmaron los temores de nuestras dos abogadas. El sistema legal en Guatemala es corrupto y estando bajo tanta presión ya no se podía garantizar la seguridad de la tripulación.

Se decidió entonces que la embarcación debía abandonar aguas guatemaltecas lo antes posible para garantizar la seguridad de toda la tripulación y evitar así que ésta fuera encarcelada.

A las 16h regresamos al puerto con todos los suministros necesarios para el viaje y en un primer momento se nos denegó de nuevo el acceso bajo instrucciones de la Marina.

El barco empezó a preparase para su salida solicitando el Zarpe y pidiendo a inmigración el sellado correspondiente de los pasaportes. Dado que a la tripulación se le denegaba el acceso al puerto, los oficiales de inmigración tuvieron que venir hasta el barco. El proceso de salir del puerto fue obstaculizado y retrasado en varias ocasiones e inicialmente, Inmigración se negó a sellar los pasaportes. Hubo agentes de la policía y oficiales del ejército presentes en todo momento.

Había también varios grupos de observadores de Derechos Humanos cerciorándose de que la tripulación pudiera salir del puerto de forma segura. Un observador de la corte local dijo que no era posible garantizar su libertad y seguridad y que lo mejor era que toda la tripulación abandonara aguas guatemaltecas inmediatamente. Este comentario empezó a ponernos muy nerviosos.

 

A las 20:30 de la noche, poco antes de que todos los papeles estuvieran listos y sólo 6 horas después de que hubiéramos presentado el recurso, recibimos finalmente la decisión del Tribunal, denegando la provisión de protección legal temporal y sin justificación de ningún tipo. Lo único que ésta especificaba es que no era aconsejable. La rapidez con la que se denegó nuestra solicitud de protección legal temporal puso en evidencia de nuevo lo que temíamos, la falta de garantías que todo Estado de Derecho debe ofrecer. El recurso que presentamos a la orden de expulsión de la Dirección General de Migración sigue pendiente de resolución.

 

Un barco del Ejército de Guatemala escoltó nuestra embarcación hasta aguas internacionales. Permanecimos abordo para asegurar que la tripulación al completo llegaba con seguridad a aguas internacionales.

 

La intervención militar ha puesto en evidencia que el derecho a un aborto seguro no sólo tiene que ver con los derechos humanos y de salud de las mujeres, se tiene que ver además, con el derecho fundamental de libertad democrática.

 

 

Durante la campaña de Women on Waves en Guatemala, los siguientes Derechos Humanos de nuestra tripulación fueron violados:

-         Artículo 8. Toda persona tiene derecho a un recurso efectivo ante los tribunales nacionales competentes, que la ampare contra actos que violen sus derechos fundamentales reconocidos por la constitución o por la ley.

-         Artículo 9. Nadie podrá ser arbitrariamente detenido, preso ni desterrado.

-         Artículo 10. Toda persona tiene derecho, en condiciones de plena igualdad, a ser oída públicamente y con justicia por un tribunal independiente e imparcial, para la determinación de sus derechos y obligaciones o para el examen de cualquier acusación contra ella en materia penal.

-         Artículo 11. (1) Toda persona acusada de delito tiene derecho a que se presuma su inocencia mientras no se pruebe su culpabilidad, conforme a la ley y en juicio público en el que se le hayan asegurado todas las garantías necesarias para su defensa. (2) Nadie será condenado por actos u omisiones que en el momento de cometerse no fueron delictivos según el Derecho nacional o internacional. Tampoco se impondrá pena más grave que la aplicable en el momento de la comisión del delito.

-         Artículo 13. (1) Toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir su residencia en el territorio de un Estado.(2) Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso del propio, y a regresar a su país.

-         Artículo 19. Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.

-         Artículo 20. (1) Toda persona tiene derecho a la libertad de reunión y de asociación pacíficas. (2) Nadie podrá ser obligado a pertenecer a una asociación.

 

Grupos nacionales e internacionales de defensa de los Derechos Humanos y organizaciones internacionales han expresado su apoyo y han denunciado el proceder de las autoridades guatemaltecas.

 

Los resultados de la campaña

 

Más de 60 mujeres llamaron a la línea habilitada para ofrecer asesoramiento sobre abortos seguros en dos días. Además, hemos podido coordinarnos para establecer un sistema que nos permita continuar asesorándolas.

El llamado “barco del aborto” estuvo en portadas y titulares durantes tres días en los medios nacionales y también fue cubierto por los la mayoría de medios internacionales.

 

Así, la campaña ha podido cumplir con los siguientes objetivos:

-         Más de 60 mujeres dispuestas a venir a recibir ayuda en el barco llamaron en dos días, en total más de 300 llamadas, las cuales ayudamos refiriendo a otras organizaciones internacionales.

-         El barco del aborto ha estado como cabecera en las noticias en Guatemala por 3 días y ha sido cubierto por toda la prensa internacional.

-         La campaña ha llamado la atención sobre la violación de derechos humanos de las mujeres con las restrictivas leyes de aborto, informando al público sobre el aborto médico.

Para garantizar el derecho a la protesta y activismo pacífico en Guatemala, todas las personas que participaron como activistas acordaron la importancia de continuar con acciones legales pertinentes en contra de la expulsión de la tripulación en la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

 

Para las mujeres Gutemaltecas que necesiten ayuda

Como la intervención del ejército mostró, esta claro que el aborto se trata de libertades fundamentales. Las mujeres en Guatemala con embarazos no deseados pueden seguir llamando a la Línea de Aborto Seguro de Guatemala 2278 6724  y también contactar por email a info@womenonweb.org

  • Apoyo a la campaña en Guatemala de todas partes del Mundo:

    Read more »

  • Aborto, ley y derechos humanos en Guatemala.

    En Guatemala, el 56% de todos los embarazos no son planificados.

    Aunque la ley guatemalteca sólo permita el aborto inducido para salvar la vida de una mujer, muchas mujeres obtienen abortos ilegales. Casi 65.000 abortos inducidos se realizan anualmente en Guatemala. Cada año, alrededor de… Read more »

  • Pictures from Abortion ship campaign in Guatemala

    Read more »