Anticonceptivos.....

 

Los condones están generalmente hechos de látex y pueden ser usados únicamente una vez. A algunos les añaden espermicida para matar a los espermas. Actúan como una barrera mecánica, previniendo el contacto directo de la vagina con el semen, los flujos genitales infecciosos y las lesiones genitales. Los condones son el método más efectivo para reducir el riesgo de infección de virus causantes del SIDA y otras enfermedades de transmisión sexual.

Los diafragmas se encuentran disponibles únicamente con receta médica y su tamaño lo determina un profesional de la salud. El diafragma es un disco de hule con una orilla flexible que cubre el cérvix y debe usarse junto con un espermicida. El diafragma protege a lo largo de seis horas y debe ser dejado en su lugar por lo menos seis horas tras la última relación sexual, pero no más allá de 24 horas.

Los anticonceptivos orales protegen contra el embarazo dada la acción combinada de las hormonas estrógeno y progestina. Las píldoras deben ser tomadas cada día según se indique y no funcionan si hay vómito o diarrea. Los efectos secundarios de la píldora pueden ser nausea, dolor de cabeza, sensibilidad en los senos, aumento de peso, sangrado irregular y depresión.

El Depo-Provera es un anticonceptivo inyectado a un músculo en el brazo o el glúteo cada tres meses.

Los implantes (tales como Norplant o Implanon) están hechos de pequeñas barras de hule los cuales se implantan quirúrgicamente bajo la piel de la parte superior del brazo, desde donde desprenden el anticonceptivo esteroide levoneorgestrel. Su protección dura de 3 a 5 años. Los efectos secundarios incluyen cambios en el ciclo menstrual, sensibilidad en los senos, aumento de peso y pérdida de la masa ósea.

El DIU es un aparato insertado en el útero por un profesional del cuidado de la salud. El DIU puede permanecer en su lugar de 5 a 10 años. Los DIU tienen la menor tasa de falla de cualquier método anticonceptivo. Son raras las complicaciones serias que ocasiona un DIU, pero existe riesgo de una enfermedad inflamatoria pélvica. Otros efectos secundarios pueden incluir la perforación del útero, sangrado anormal y cólicos que ocurren con más frecuencia durante e inmediatamente después de su inserción.

La esterilización femenina es realizada de manera quirúgica usualmente con anestesia general. La esterilización masculina, también conocida como vasectomía, es una operación rápida que se realiza con anestesia local con posibles complicaciones postquirúrgicas menores, tales como sangrado o infección.

Los anticonceptivos de emergencia deben ser tomados en las siguientes 72 horas tras haber tenido relaciones sin protección para prevenir un embarazo no planeado. La mujer debe tomar una dosis (2-4 píldoras) de píldoras anticonceptivas y una segunda dosis 12 horas después. La mayoría de los anticonceptivos combinados (estrógeno y progesterona) pueden ser usados.

Tasas de seguridad de los diferentes métodos anticonceptivos

 
Uso típico Tasa de embarazo

Esterilización masculina 0,15 %
Esterilización femenina 0,5 %
Implante 0,09 %
Inyección hormonal (Depo-Provera) 0,3 %
Píldora combinada (Estrógeno/Progestina) 5 %
Minipíldora (Unicamente Progestina) 5 %
DIU 0,8 %
Condón 14 %
Diafragma 20 %
Sin método alguno 85 %

Tabla adaptada del Centro Nacional de Información acerca de la Salud de la Mujer

Anticoncepción y enfermedades de transmisión sexual
El condón masculino de látex es el único método anticonceptivo considerado altamente efectivo para reducir el riesgo de las enfermedades de transmisión sexual.
Las píldoras anticonceptivas, los implantes y los DIUs no protegen contra una enfermedad de transmisión sexual.
El retiro del pene antes de la eyaculación durante el coito no provee protección alguna contra las enfermedades de transmisión sexual, incluyendo el SIDA.
Las enfermedades infecciosas pueden ser trasmitidas por contacto directo con lesione superficiales y por el líquido pre-eyacultorio.